Siempre aquí y ahora

El religioso gira en torno a sus emociones, a sus deseos y
mucho alrededor de la opinión de “los demás”.
Sus pensamientos suelen estar al servicio de lo intrascendente,
de lo que perece cuando fallece el hombre.

Para el religioso, Dios es una palabra,
una excusa para no cambiar favorablemente,
algo lejano y carente de real presencia.
Probablemente esté muy a menudo en su boca,
pero no así en su mente, corazón y manos.

Otra manera de vivir es la de la persona espiritual,
que hace su vida en torno al código ético/espiritual.
Puede que sepa que ese es el camino que fue revelado por Dios,
como los mandamientos que nos dictó a los humanos.
O puede que los viva de manera intuitiva,
por estar conectado a su Divina Esencia.
Con esta conducta construye su personalidad y edifica a su comunidad,
porque es un verdadero socio del Creador en todos sus momentos.

Para el espiritual, Dios es Padre y Rey, nunca está ausente,
nunca se aleja realmente.
Él es una Presencia aquí y ahora,
hasta la eternidad gozosa.

https://www.facebook.com/yespiritual/photos/rpp.1590906560973839/2006174442780380/?type=3&theater

Deja un comentario