Un pozo abierto

Aparecerán muchas veces pozos abiertos un paso delante de tus pies.
Si te das cuenta, será necesario reaccionar o responder.

Algunos confiarán en que esa trampa es como un espejismo, una fantasía que no tiene más poder que aquel que le asignamos.
Seguirán adelante para caer y entonces quedar en la impotencia, a merced de elementos que no tiene cómo controlar.

Habrá otros que rodearán el obstáculo para poder proseguir su camino.
Porque, ¿qué necesidad de arriesgarse teniendo otras opciones?

Estarán los que teniendo fe en vaya uno a saber qué poder mágico, decretarán que sea el universo quien se encargue de rellenar el hoyo… porque… ¿no es así como funcionan las cosas?
Llevando todavía más lejos su dominio sobrenatural, reclamarán que el relleno sea valioso para ellos, como por ejemplo piedras preciosas para recoger con mínimo o ningún esfuerzo.

Un grupo se dará cuenta de que el escollo es en verdad una oportunidad para esforzarse y crecer.
Por tanto, encontrarán una tarea en la cual ser responsables y trabajadores, usando la crisis para generar posibilidades de verdaderos beneficios.
Por ejemplo, sabiendo que los edificios más altos y resistentes deben poseer basamentos más profundos, decidirán usar este hoyo para construir una poderosa construcción.

Nos toparemos con el grupo de los que se quedarán amargados y quejosos, detenidos y sin resolver.
No sabrán o no podrán decidir su acción, desperdiciando energía, tiempo, chances, la vida en mendigar una solución que venga de fuera y les rescate.

Y no dudes de que habrá gente que se confabulará para usar el pozo para dañar a otros.
Tal vez lo camuflen para que los desprevenidos caigan; o preparen alguna otra treta para perjudicar y obtener alguna injusta ventaja.

¿Cuáles otras respuestas o reacciones podrías mencionar?

¿Cuál crees que sería tu curso de acción más frecuente?

https://www.facebook.com/yespiritual/photos/a.1591751340889361/2040383866026104/?type=3&theater

Deja un comentario