Coaching Espiritual

«Dijo el Eterno a Avram: `Vete para ti de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.»
(Bereshit/Génesis 12:1)

La orden divina en apariencia está desordenada, porque uno primero se va de la casa, luego de la ciudad/patria y más tarde de la tierra/país; y sin embargo Dios le dice a Abraham que haga exactamente lo contrario.

Será que no está hablando Dios del viaje físico que debía emprender el iniciado Abraham, sino un camino para avanzar en la senda espiritual.

Le está indicando que vaya saliendo paulatinamente de su zona de confort, que primero vaya probando un poquito la incógnita fuera de su celdita mental.
Que de un pasito en la zona cercana, pero misterioso, que experimente la angustia de no tener las cosas en su sitio, que afronte los miedos, que confronte su Sistema de Creencias en lo que no resulta imponente.

Esa es la salida de la tierra/país, que si bien en lo geográfico es lo más grande, en la senda del crecimiento en Inteligencia Espiritual es más irrelevante que lo que viene a continuación.

Pues, su segunda etapa es desprenderse de la zona confort de su patria/ciudad, es decir, lo que le resulta más familiar, más frecuente; como pueden ser las respuestas armadas, las excusas conocidas, los mandatos sociales que lo paralizan, en fin, todo aquello que lo tiene sometido a cumplir roles en un escenario social.
Acá se está esperando que destruya muchos de sus máscaras, se desprende de varias de sus caretas, aunque todavía no tenga bien en claro cuál es su rostro verdadero.
Pero, es una tarea ineludible para aumentar su Conciencia Espiritual, lo que lo lleva a ser más libre y feliz en el resto de los planos de su existencia.

Por último, la terapéutica Divina le impulsa a romper también con las celditas mentales más íntimas, más afianzadas. Que se atreva a abrir la puerta de su cárcel, que nunca tuvo pasada la cerradura y sin embargo jamás fue abierta antes.
Que se anime a ser el constructor de su Yo Vivido como fiel reflejo de su Yo Esencial.
Que ya no se dedique a repetir lemas, ni a decir que piensa cuando lo único que hace es mentar las creencias que le abruman desde su Sistema de Creencias.
Ahora debe despojarse de los atuendos más próximos, romper las ataduras más queridas; para entrar definitivamente en la gran incógnita de alumbrar su existencia con la LUZ de la NESHAMÁ (espíritu).

Cuando siga este proceso de liberación, se habrá dado cuenta de que caminó hacia la Tierra de Santidad, es decir, al encuentro de su Identidad Sagrada.
Entonces, ya no será esclavo del EGO, ni se conformará con ser un oscuro ser que teme a la impotencia.
Sino que será él, una chispa de Dios que ha encarnado, y expresa al máximo su potencial sagrado.
Dentro de las limitaciones naturales por ser una criatura en este mundo, pero con la confianza en el Infinito.

Ahora que nos enteramos de este coaching sagrado, es hora de comenzar a ponerlo en práctica en nuestras vidas.
Para hacerlo con mayor seguridad, es bueno tener la guía de un coach espiritual y que emplee sus habilidades para afianzarte en tu multidimensionalidad.
Aquí me tienes, a las órdenes.

https://www.facebook.com/belev18/photos/a.1591751340889361/2096249513772872/?type=3&theater

Deja un comentario