El enfoque adecuado

Si estás poniendo tu atención en desgracias, entonces tu cerebro solo está disponible para captar malos momentos.
Puedes pasar al lado de una oportunidad gratuita para la felicidad, pero serás incapaz de reconocerla, porque tu radar estará enfocado en descubrir otras cosas.

Pero si amplías tu mente,
si dejas de atarte al sufrimiento,
si no sigues mascando enojos,
si te liberás de rencor,
si dejas pasar la envidia,
si no te sometes a imaginaciones decadentes,
si no andas dando penas para recoger lástimas;
entonces,
por ahí estarás más libre para disfrutar, pasarla bien, aprender, encontrar gente que simpatice contigo, crecer, enriquecerte, gozar de bienestar, estar saludable.

Entonces, desenfócate de la amargura.
Deja ya de quejarte.
Cierra la puerta a la tortura de estar pescando sufrimiento.
Abre la puerta a todo lo que sucede en la vida, pero en especial a lo que es bueno, lícito y saludable.

Con un enfoque realista, estarás mejor encaminado a tu superación.

Deja un comentario