Encontrar a Dios en ti

Basándonos en enseñanzas del rabino Najman de Breslev podemos decir que el creerse lejano del Eterno y Sus cosas, o el estarlo realmente (sabiéndolo o no), tiene dos posibles orígenes espirituales.
De las cuestiones de más peso emocional ya hemos enseñado en muchas oportunidades en serjudio.com, como por ejemplo hablando del origen de la religión, el papel del EGO en ello, cómo funciona el Sistema de Creencias, entre otras muchas decenas de lecciones que viene bien tener en mente.

El primer posible origen se encuentra en la shevirat hakelim, es decir, en la ruptura que se provoca naturalmente entre lo espiritual y el mundo creado.
En este caso, la persona que anda perdida de la LUZ del Eterno, en verdad está buscando al Creador y Sus cosas, pero no lo sabe. Entonces se sube al carro de cualquier religión, idolatría, ideología, superstición, pensamiento mágico, lo que sea que le permita sentirse conectado con el Infinito.
Su intención puede decirse que está noblemente fundamentada, pero en su desconexión e ignorancia ha perdido el buen rastro.
Con esta clase de persona habría que encontrar la manera de negociar para de a poco irlo acercado a la LUZ de la Verdad.
Por supuesto que el trabajo de quitarle las toscas anclas de su Sistema de Creencias puede resultar fatigoso y extenso; pero hay posibilidades de reencaminarlo y ayudarlo a que se conduzca sintonizado con el código ético/espiritual.

No es raro encontrar personas de este motivo que se enfrascan en todo tipo de vicios, excesos, y rupturas de límites, pero más allá de otras válidas explicaciones, en el fondo están expresando toscamente su necesidad de llenar el vacío existencial que les abruma. Porque inconscientemente siente que son NESHAMÁ, chispa del Infinito, y sin embargo viven en este mundo tan limitado. Por ello se sienten desconectados, angustiados, desesperados por llenarse, por reconstruir el recipiente fracturado y poder servir al Eterno con pureza.

Todo ser humano tiene la necesidad de descubrir la diviniad en su ser.
Puede que sea consciente de ello, o que no lo sepa.
Cuando es la ignorancia la que prima, entonces trata de satisfacer su hambre con cosas terrenales como el dinero, logros, sexo, triunfos, ser parte de una hinchada deportiva, drogas, excesos varios, cualquier cosa que venga a cubrir esa falta… que no se llena porque solamente se mitiga cuando la persona hace las paces entre el Yo Vivido y el Yo Esencial.
Pero nos fuimos de tema. Igualmente si te interesa, hay mucho ya publicado al respecto en serjudio.com.

La persona motivada en su lejanía de Él por la shevirat hakelim, se la puede corregir, con amor, paciencia, firmeza, algo de flexibilidad, esfuerzo; pero si de su parte no pone lo que hay que poner, difícil que se consiga algo sustancial.
Para ello es indispensable una buena tarea de limpieza en su Sistema de Creencias, trabajar con la inteligencia que aporta la Cabalaterapia, por ejemplo.

Sirve negociar amablemente con ellos.
Hacerles sentir que se les toma en serio, que se les atiende y se entiende; aunque el discurso no se comparta; pero el fondo del discurso sí: están buscando al Uno y Único en sus vidas.
Entonces con mucha delicadeza y firmeza preguntar con la intención de causarles intriga por aprender verdaderamente, para que revisen lo que puedan de su Sistema de Creencias. Que destapen la mugre que está ocultando la LUZ.
De a poco ir sintonizado sus Yo Vivido con su Yo Esencial, para que construyan una personalidad equilibrada, nutrida, poderosa.
Que no sean más loritos con lemas para repetir, ni borregos seguidores de pastores/lobos, ni dóciles manipulados dentro de sus celditas mentales.

Hasta aquí esta raíz para el desequilibrio en la Inteligencia Espiritual.

El otro origen se remonta al jalal panui, un teórico hueco en lo creado en donde no hay LUZ del Infinito.
Es como si Dios hubiera dejado un lugar sin Su Presencia.
¿Pero cómo puede ser esto?
Pues, para habilitar realmente el libre albedrío del ser humano era indispensable que el hombre pudiera escoger en verdad entre el bien y el mal. Que no fuera exclusivamente llevado por instintos o programaciones; que no estuviera solamente conectado con la LUZ, aunque ésta fuera distante a su conciencia. El Creador también permitió que el hombre hiciera el mal, y no por error, sino por propia voluntad. Que se extasiara con el horror, que quisiera lo malo y se regodeara en ello.
NO porque esto fuera bueno de alguna manera bizarra, pero sí para que el ser humano en verdad tuviera la opción para elegir entre lo bueno y lo malo. No solamente entre lo bueno y la ignorancia de lo bueno.
¿Se entiende?
Estando ese jalal panui  como un agujero negro, que consume la luz, que atrae hacia su extraña fuerza de perdición y no es un engaño del Creador, que hace de cuenta que ahí no está; en verdad ahí Él no está.
Cuando quiera puede estar, pero eso ya supera tanto nuestro entendimiento como el punto de este estudio que estamos compartiendo.

Las personas que se sienten lejanas de Él y es a causa del jalal panui, han armado su propio Sistema de Creencias en el cual no existen valores. No es que sean otros valores, o los mismos valores espirituales pero deformados por ideologías bizarras (como por ejemplo lo que tiene de bueno el socialismo). No, la gente atrapada por el jalal panui no reconocen valores, no tienen interés en ellos, no se les mueve un pelo por acercarse al Creador (aunque sea de manera incorrectas, como las religiones, supersticiones y magias variadas). Tampoco se sostienen en filosofía o ciencia que reemplazan al Eterno.
Mera y llanamente existen desconectados de lo espiritual.

Yo en lo personal no conozco gente así, o si los conozco no los reconozco.
En cualquier persona que pienso encuentro gente atrapada por falsas creencias, pero que más en el fondo o en el frente, anhelan al Creador (aunque lo detesten de hecho o en palabras).

Pero claro, ¿quién soy yo para contraponer mi entendimiento a la enseñanza del rabino Najman en este aspecto?

Esta gente de jalal panui  no deben ser confundidos con satanistas o cosas similares, porque estos religiosos también buscan al Eterno. Quizás en supuesto contraposición, inventado todo tipo de delirios, pero allá en el abismo de su alma está la NESHAMÁ reclamando por un vida de conexión plena con el Creador y lo creado.

Tampoco se encuentran los ateos que yo conozco, porque hasta ahora no he encontrado alguno que sea ausente de valores o que no sea religioso a su manera, sea afiliado a la ciencia, la filosofía o sus propias creencias peculiares que no reconocen como originadas en lo espiritual pero muy desviadas de la senda adecuada.

En resumen, una persona de hipotética existencia y de difícil pronóstico y tratamiento.

Deja un comentario