El Dios oculto

El Creador permanece oculto en este mundo material, porque así Él lo ha decretado.
Te daré dos razones, probablemente hay más y casi seguro que existen algunas imposibles siquiera de imaginar por cualquier mente de criatura. Ni siquiera lo más sabios entre los profetas, más proféticos entre los sabios, podrían ser capaces siquiera de arañar su ideación y mucho menos su comprensión.

La primera es que Él es absolutamente e infinitamente diferente a cualquiera de las obras de la creación.
Como afirma la sagrada Tradición, Él es continente para el universo y nada en el universo sirve para contenerlo a Él.
Esto incluye nuestra mente, incapaz de siquiera de poder vislumbrar Su esencia. Imposible que nuestro intelecto, percepción, intuición, fantasía contengan lo que Él “es”.
Por tanto, está oculto hasta para el ser más sagaz, espiritual e iluminado.

Si alguien te dice que Dios se hizo hombre, o que alguien pudo contemplarLo, o que en sueños proféticos Lo vio: no es real.
Estará mintiendo quien te lo dice, se confundió, enloqueció, quedó trastornado, tiene una fe bizarra y ajena a la realidad… lo que sea, pero ciertamente NO ha tenido revelación del Eterno.
Dicho por Él mismo al máximo de los profetas:

«No podrás ver Mi rostro (panai), porque ningún hombre Me verá y quedará vivo (o estando vivo)«
(Shemot / Éxodo 33:20)

El segundo es que Dios se encargó de hacerse adrede invisible, hasta el punto de hacer desaparecer todo rastro evidente y fácilmente comprobable de Su Realidad.
Él ha creado la oportunidad para la duda, permitiendo la incertidumbre, debilitando la certeza absoluta.
Él ha dado poder a los falsos dioses, para incentivar que la duda en Su existencia se acrecentara en el corazón del hombre.
Él ha dado recursos al EGO del humano para que ocupe el lugar de Salvador, para que sea el fabricante de deseos de magia y se socializara como religiones.
Él tolera y favorece a que la gente pueda imaginar cualquier fantasía religiosa, a que tergiverse las evidencias, a que invente dioses, a que aparezca quien dice hablar en Su nombre pero solo hablan idioteces y ruinas para la conexión espiritual.
Él ha creado el mal, aunque NO lo hace; para que de esa forma haya penurias y sin sentidos que solamente la mente mística e irracional puede atribuir a Él y condenarlo a ser el causante de las desgracias injustas.
EL se encargó de ocultarSe para podamos los humanos ser realmente capaces de ser buenos, de ser Sus socios en la construcción de un mundo mejor.
Él nos dotó del inmenso don del libre albedrío (real capacidad para optar entre hacer lo bueno o lo que no lo es), y NO quiere cancelarnos este regalo, para lo cual el mal debe ser una posibilidad cierta; y también Él debe estar invisible, inapreciable, como si no existiera. Porque, ¿quién haría lo malo sabiendo a ciencia cierta que Él existe y participa y juzga de acuerdo a nuestras acciones?
En concreto, el mundo se convirtió en la fachada que Lo esconde, la máscara que se hace pasar por cara.
Más: https://serjudio.com/dnoam/rap8.htm.
Especialmente: https://serjudio.com/exclusivo/cterapia/edipo-original.

Como Dios está oculto, nos queda a nosotros revelarLo al mundo a través de nuestra prédica.
La mejor de las cuales es la acción constructora de SHALOM, es decir, bondad y justicia en cada una de nuestros pensamientos, palabras y actos.
De esa manera estamos irradiando la LUZ y trayendo Su Presencia a la vida de los que lo ignoran (o rechazan).

Deja un comentario