Tu guía para el fracaso

Tengo el agrado de presentarte ahora una guía diseñada para llevarte al fracaso.
Cuando quieras sentirte un fracasado, ponerte en la piel de un looser, sigue estos amenos consejos y pronto encontrarás en tu vida el infortunio y la desilusión.
¡Vamos, no lo dejes al azar!
Ponte en manos de estudiosos que con gran sabiduría armaron para ti este manual resumido del fiasco de tu vida.

Pero antes de brindarte los consejos, serás bendecido con otra seria de consejos destinados a enseñarte a hacer buen uso de esta guía práctica.

1- Lee con calma cada uno de los sabios consejos. Pero si lo haces a las apuradas… ¡tanto mejor!
Porque los fracasos están de la mano de las reacciones impulsivas, ya que analizar, meditar racionalmente, evaluar, recabar información, sopesar datos, es una tarea muy pesada y que no está bien para el alma del perdedor. El fracasado ama la pereza, detesta el esfuerzo y rechaza la tarea de corregirse. Entonces, si lees al pasar los consejos, está bien.
Pero, también es cierta la otra punta de la madeja, porque no te olvides que enormes fracasos vienen de quedarte muy quietito, paralizado en tus creencias, asumiendo que lo que sabes es suficiente o que alguna fuerza mágica completará por ti la tarea que es tu responsabilidad. Ésta es también una senda fantástica para naufragar en tus acciones. Entonces lee los consejos, pero para rebatirlos, para encontrarle la quinta pata al gato, para ser más vivo que los sabios autores. Acá lo único que interesa es que obtengas tu fracaso, el cual te aseguramos si andas por las vías de este manual.

2- Comprende acertadamente cada uno de ellos.
Pero, si te quedan dudas de lo que quiere decir, entonces: supón, adivina, sigue tu parecer; porque a fin de cuentas ESO es lo que suelen hacer los que caen cada dos por tres en desgracias. Evita preguntar, ¿para qué hacerlo si asumiendo que sabes lo que no sabes, es la manera correcta para ser un chasco?
Ten siempre presente, tu finalidad es alcanzar el mayor logro de tu vida, que es ser un fracasado. Por eso te regalamos esta guía práctica.

3- Contradice y no te dejes convencer, porque a fin de cuentas tu opinión es tan valiosa como la de cualquier experto que se ha dedicado a estudiar profundamente su especialización.
Así que tu labor es romper con lo que te quieren enseñar, ¿quién se cree el maestro para ponerse a enseñarte algo?
Tú mejor sigues tu creencias que nunca has analizado, o sigues al pie de la letra lo que tu gurú preferido te predica, o supones; o mejor aún, te sientes con poderes extrasensoriales que te permiten alcanzar la iluminación de manera metafísica.
Por lo cual, haz como te plazca siempre y cuando complazcas a tus pastores y líderes de opinión.

4- Si tu finalidad es fracasar, ¿quién se puede atrever a darte clases de ello?
Por lo tanto, tú ni siquiera pierdas tiempo leyendo, dedícate a ser un looser.
Hazlo a tu manera, lo que importa e interesa es que alcances tu sueño de fracasar.
Y si te cuesta, ya sabes que aquí tienes este hermoso manual fabricado especialmente para cumplir tu deseo y esperanza de ser una desgracia.

Ahora pasemos a los consejos de los sabios que te conducen prontamente y con seguridad al fracaso.

1. siente lástima de ti mismo, ¿qué mejor que estar quejándote y derritiéndote en lamentos para atraer el sufrimiento?
Siente que no mereces otra cosa que la penosa lástima, porque el respeto y la dignidad no es compatible con aquel que anhela ser un derrotado.

2. echa culpas, siempre anda buscando a quien tirarle el fardo.
Por supuesto que culparte de lo que hiciste y de lo que no, es elemento integral de tu calidad de perdedor.
Húndete en el sentimiento de culpas, no busques soluciones sino culpables.

3. teme al cambio; ¿o acaso no es por todos sabidos que es mejor malo conocido que bueno por conocer?
Si estás mal, sigue así… ¿o acaso no es todo para bien?
Tú dedícate a paralizarte, a quedarte petrificado, a no permitir ningún cambio; entonces estarás construyendo un seguro futuro de desdichas.

4. gasta tu energía tratando de cambiar lo que no puedes controlar. ¿O tiene alguna mejor idea para destinar tus recursos vitales?
Tú encárgate de dedicarte a todo lo que está por fuera de tu dominio, esmérate por meterte en donde no te incumbe, fantasea con el poder que te brinda el pensamiento positivo… ¿o acaso el universo no se organizará para cumplir tu deseo si éste está sazonado de positivismo mágico?

5. siente la absoluta obligación de que tienes que agradar a los demás, a todos y todo el tiempo.
Es obvio que habrá gente inepta a la que no le caerás bien, porque seguramente están poseídas por un demonio que les impide reconocer tu belleza, bondad y perfección. Entonces, cuando ese rechazo ocurra, tú siéntete totalmente fracasado… porque no conseguiste tu ideal de que todos y todo el tiempo te quieran.
¡Es maravilloso alcanzar el fracaso de maneras tan sencillas!

6. no tomes riesgos, incluso los que son calculados.
Tú teme de todo, enciérrate en tus celditas mentales.
Dale poder al miedo para que te gobierne.
Cada temor puede ser un excelente amo que te mandará y te llevará rumbo al fracaso.

7. quedate anclado en el pasado y de paso también ahógate en ansiedades futuras.
Que todo sea fuera del aquí y ahora.
El pasado es más importante, y por supuesto que el futuro es lo principal. ¿El presente es tan fugaz que no vale la pena esforzarse por él?
Si tu meta es el fracaso, aquí tienes un instrumento poderoso.

8. no aprendas las lecciones y repite los errores.
¿Para qué perder tiempo aprendiendo si igual te vas a olvidar mañana?
¿Para qué evitar los errores, si todos sabemos que los errores son excelentes maestros?

9. lamenta y envidia el éxito de otros.
¡Por supuesto que la envidia es una llave maestra para que sea un amargado!
Además, sentirte despreciado, minusválido, inútil, tonto, segundón te asegura tu éxito como fracasado.

10. renuncia luego de un tropiezo.
Nada de levantarse.
Nada de aprender y reponerte.
Nada de salir adelante.
Cuando te caigas, quédate tirado.
Olvídate de luchar por tus sueños, solamente el fracaso tiene que ser tu meta.

11. teme a la soledad.
Porque es evidente que si estás solo, aunque sea un rato, es porque nadie te quiere.
Como ya te dijimos antes, tienes el deber de agradar a todo el mundo, así que si estás solo estarás cumpliendo tu ideal de ser un fiasco.

12. siente que el mundo está en deuda contigo.
Porque, ¿cómo habría de ser de otra manera?
Dios, la naturaleza, el universo, tu familia, todos te están debiendo algo.
Tú quéjate, reclama, da lástima, protesta, amárgate, enójate, rompe todo.

13. espera que los resultados sean inmediatos.
No tener paciencia es una cualidad de gente especial como eres tú.
Así que no admitas demoras ni permitas que los procesos sigan su camino.
Ahora y ya, o ya verás mundo la patada que le darás.

14. ten fe porque la fe en sí misma es un excelente estupefaciente.
Así es, adormécete en las fantasías del poder a través de la fe.
Tú simplemente deja de pensar, deja de hacer tu parte, deja de tomar riesgos calculados, deja de hacerte responsable, deja de ser creativo, en síntesis: deja de ser un ser humano. Entonces, dedícate a ser como un vegetal, o una piedra, o un virus. Tú relájate, o estrésate, lo que prefieras, pero siempre con mucha fe en la magia cósmica. La puedas llamar dios, dioses, o pan dulce. Como tú quieras, solo que lo importante del asunto es que la fe mueve montañas, la fe resuelve problemas, la fe te enriquece, la fe te hace feliz. Anula el pensamiento, deja de cuestionar, responde a todo desde la metafísica cuántica y serás un completo y verdadero amo de la miseria en la que se convertirá tu vida.
Un reverendo fracasado, pero con tanta anestesia encima que lo agradecerás y querrás que otros te sigan en tu camino de fe.

Hasta aquí este útil manual práctico para tu fracaso, que espero lo tengas en cuenta y se cumplan todos tus sueños.

—–

Este es un texto escrito en tono satírico y es triste tener que explicarlo, pero es un hecho necesario.
El asunto principal es que efectivamente es un manual para el fracaso y que muchos lo siguen al pie de la letra, conociendo este texto o no.

——–

Publicación dedicada por el Sr. Luis Diego P. C., quien a través de un generoso aporte monetario nos ha permitido continuar con la tarea sagrada que Dios nos ha encomendado.
Es uno más de nuestros aportantes habituales, al cual agradecemos y bendecimos.
En esta oportunidad para que encuentre el bienestar y tranquilidad junto a su familia, en estos momentos de tanta turbulencia que lo está aquejando.

Si quieres tú contribuir también, te agradecemos: https://serjudio.com/apoyo

Puedes dedicar un estudio para la elevación espiritual de un familiar fallecido, o para la salud de uno que esté enfermo, o la liberación de problemas judiciales, o el problema que sea.
Recuerda que el Eterno valora muchísimo el ayudar al necesitado así como a causas sagradas como ésta, que traen LUZ y bendición a los que nos reciben en sus corazones.

Deja un comentario