La alegría del sabio

«מִ֚י כְּהֶ֣חָכָ֔ם וּמִ֥י יוֹדֵ֖עַ פֵּ֣שֶׁר דָּבָ֑ר חׇכְמַ֤ת אָדָם֙ תָּאִ֣יר פָּנָ֔יו וְעֹ֥ז פָּנָ֖יו יְשֻׁנֶּֽא:
¿Quién como el sabio? ¿Quién conoce la interpretación de las cosas?
La sabiduría del hombre iluminará su rostro y transformará la dureza de su semblante.»
(Kohelet/Predicador 8:1)

Todo grado de sabiduría, en el área que sea, brinda al hombre un rostro iluminado.
Sea en ciencias, artes, costumbres, tradiciones, espiritualidad, manualidades, técnicas, lo que fuera que uno se hace experto y sabedor le da poder y por tanto una confianza que reluce en su presencia.

¿No lo sientes cuando sabes la respuesta?
¿No te pasa que te sube una energía de dicha al darte cuenta de que tienes el conocimiento de eso que está ante ti?
En cualquier cosa que estés haciendo y sea necesario el poder del saber.
Desde lo más corriente y mundano, a lo más trascendente y alejado de este mundo concreto.

Porque es cierto aquello de que “el saber es poder”.
Y el disfrute del propio poder, de forma saludable y permitida, es lo que da alegría a la persona.

Por tanto, uno que es sabio en algún aspecto, cuenta con una herramientas fundamental para deleitarse y sentirse en dominio.
¿Tienes un pérdida de agua y la sabes reparar?
¿El motor del auto de tu novio hace un ruido raro y tú sabes cómo resolverlo?
¿Tu madre no sabe entrar a la aplicación del banco para cobrar su pensión y tú la puedes ayudar?
¿Estás con amigos jugando a una Trivia y eres quien más puntos obtiene gracias a tus conocimientos?
¿A tu hijo le duele algo y lo resuelves con tu experiencia y saber?
¿Estás en el examen final de tu carrera y todo lo que te preguntan es pan comido?
Dime si todos estos nos son ejemplos de la alegría que te estremece gracias a que tú estás en dominio por ser sabio en determinado aspecto.

Pero hay que ser cuidadoso de que esa sabiduría no sea secuestrada por el EGO, porque en eso caso ya se deja de ejercer poder para pasar a otras cosas, como por ejemplo el uso de la fuerza, el autoritarismo, las confusiones psicológicas, el orgullo enfermo, la manipulación, la invención de excusas y otras conductas oscuras que es necesario evitar.
No te daré ejemplos del lado oscuro de la sabiduría, cuando el EGO es el emperador en lugar de la mente orientada por la NESHAMÁ.
Puedes pensar tus propios ejemplos y si quieres los compartes como comentarios aquí debajo.

Lo que me interesa es que tengas bien en clara la enseñanza que te estoy compartiendo ahora.
El saber bien empleado genera alegría.
El saber capturado por el EGO está trabajando para destruir tu vida y la de los que te rodean.

Porque lo principal NO ES el saber, sino el uso que se da a la teoría.
Como quedó consignado en Masejet Abot (1:17):

ולא המדרש הוא העיקר, אלא המעשה
Lo fundamental no es el estudio, sino el acto.

Cuando sabes esta enseñanza fundamental que te acabo de instruir, estás en posesión de un gran secreto de la sabiduría espiritual, que es la que con mayor efecto dulcifica el rostro.

Porque ahora sabes que solamente con la construcción de SHALOM estarás realmente en poder y por tanto disfrutando de tu porción de poder y por ello alegre.
Construir SHALOM son pensamientos, palabras y acciones de bondad Y justicia.

Para que tal construcción sea plenamente eficaz, sin dudas precisa de la sabiduría.
Y la sabiduría precisa de la construcción de SHALOM.
Entre ambas se potencian y llevan a la persona a un disfrute positivo.

Te he dado una llave preciosa para tu alegría y salud, ¿cómo piensas agradecer por esta enseñanza?
Recuerda que agradecer es también una clave para la alegría, ya que manifiesta tu poder y lo ejerce bondadosamente.
Cuanto más agradeces sinceramente, más poder obtienes, más beneficios estás recaudando.

Puedes hacerlo con palabras, pero sin dudas es mucho más poderoso si las acompañas con una colaboración económica, para que podamos seguir trabajando en esta obra sagrada y trayendo más Luz del Eterno a las vidas de los beneficiados.
Gracias por ayudarnos a traer alegría espiritual al mundo: http://serjudio.com/apoyo

Deja un comentario